2º Bachillerato. 2ª Evaluación

Textos para comentar

Figuras retóricas

Libro: El camino
Comentario de El camino. Miguel Delibes
Entrevista a Miguel Delibes

5 comentarios:

Profe dijo...

Comentario texto pág. 47 (Esbozo)
Desde el punto de vista SINTÁCTICO destacamos la combinación de vocabuilario culto e incluso grandilocuente ("senda de proporciones bíblicas", nótese el tono hiperbólico) con un vocabulario cercano a lo coloquial (¿a que es fácil dejarse llevar...?). Este contraste permite un acercamiento al lector no especializado, guardando, sin embargo, las formas que corresponden a un texto de este nivel de complejidad.
En cuanto al empleo de tecnicismos, citaremos el adjetivo "aviar" para catalogar la nueva realidad de la gripe que transmiten las aves. Se trata de creación de léxico a partir de derivación.
Desde el punto de vista MORFOSINTÁCTICO, más allá de la derivación que acabamos de mencionar, abundaremos en el empleo de oraciones largas y ampulosas que tienen que ver con el tono grandilocuente al que antes aludíamos. Pensemos en "Parecía que se hubiera abierto...". Contrastan estas expresiones altisonantes de sintaxis compleja con la oración breve: "Huelga decir que no currión nada". La sintaxis, por tanto, refleja también la oposición de ideas de los dos primeros párrafos.
Destaca por otra parte el uso del plural mayestático a lo largo del texto. El uso del "nosotros" tienen que ver con la voluntad del autor de incluirse junto al lector en el colectivo afectado por la necesidad psicológicca de ponernos en lo peor.
Por sui parte, el uso del indicativo en general favorece la distancia y la objetividad, especialmente en el último párrafo. Cabe mencionar el empleo del condicional "podríamos haber muerto" en la expresión de hipótesis, lo que es propio de este tipo de textos ensayísticos.
Por último, desde el punto de vista PRAGMÁTICO señalaremos junto a la función referencial que resulta obvia, la función apelativa. Esta se ve reforzada con el uso de la interrogación retórica en los dos primeros párrafos. Interrogantes estos que favorecen el interés del receptor. No desdeñamos tampoco la función poética; no tanto en la creación de belleza del texto o en la voluntad de estilo por parte del autor, como en la ironía de los primeros párrfos en los que alude a los males bíblicos.

Reseñemos por último la estructuración inductiva del texto y la temática propia del terreno de la especulación, en este caso, la del ámbito sociolópgico. Se ofrece en este sentido un argumento de autoridad, la posición del estadounidense Clarke, que apoya la tesis de nuestro autor: la necesidad de este mecanismo no irracional de ponernos en lo peor.

Abigail Blamo dijo...

Feliz Cumpleaños profe! Espero que tengas un magnífico día hoy!!

Profe dijo...

A FAVOR DE LA DISCRIMINACIÓN POSITIVA
Debemos entender el concepto de "discriminación positiva" en el contexto de las medidas de inserión laboral de la mujer en términos de igualdad.
En este sentido, nos apoyamos en la idea aristotélica que afirma que la justicia consiste en tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales en proporción a su desigualdad. Si admitimos que existe una efectiva dificultad para el acceso de la mujer a puestos de trabajo, entonces cabe considerar la citada discriminación positiva como herramienta al servicio de paliar la desigualdad.

Por otro lado, si admitimos, como dice el texto, que existe una "falla sociológica", debemos considerar que la aplicación de estas medidas supondrá pasos a favor de la igualdad entre hombres y mujeres. Solo en el momento en el que se establezca dicha igualdad de un modo efectivo serán innecesarias las medidas de discriminación en favor de este o cualquier otro colectivo.

Profe dijo...

EN CONTRA DE LA DISCRIMINACIÓN POSITIVA
Entendemos por "discriminación positiva" cualquier medida bienintencionada que favorezca un colectivo en detrimento de otro. En este caso, se trata de las mjeres.

Si admitimos con el texto que las mujeres están "más y mejor formadas" que los varones, comprendemos que no son necesarias tales medidas para alcanzar la igualdad.
Parece obvio que la falla sociológica de la que habla el texto exige una actuación que termine con la desigualdad, pero se nos antoja necesario un cambio más profundo y transformador.

En este sentido, podemos preguntarnos si esa brecha no se debe a lo que el texto llama "amor filial" o "amor maternal". En efecto, muchas mujeres abandonan sus carreras profesionales para conseagrarse a las tareas de cuidados, y esta elección nada tiene que ver con las medidas de tipo económico. En otras palabras: más efectivo sería adoptar medidas a favor de un reparto equitativo de las tareas de cuidado y de conciliación. La igualdad en el terreno laboral vendrá entonces como consecuencia natural de un cambio en la sociedad.

Profe dijo...

RECORDAD SIEMPRE QUE...

Cualquier tema muestra una complejidad tal que resulta dificil dirimir una u otra opción sin una reflexión y un debate prolongados y serenos.